15.6.06

Visita al Museo Marítimo de Asturias (Noelia, 4º A)

Ayer fuimos a Luanco, al Museo Marítimo de Asturias. Por fuera es bonito, pero por dentro mucho más.
Tiene en total tres pisos.
En el primer piso había barcos, el Vicentillo Mallillo, la Bañuguera …, y otro que no me acuerdo en este momento de cuál era su nombre, pero en él nos subimos. En la parte delantera, la proa, había el timón que es el volante de los barcos. En la parte lateral izquierda estaba el baño; tenía un váter raro porque era un retrete. En la parte trasera estaba la bajada a la sala de motor, y en otra habitación estaba la cocina con una olla muy sucia y con mucha peste.
Otra parte del museo era el acuario. Había una tortuga joven, tenía ocho años pero era granda, robusta y ancha y muy nadadora. Comparada con las mías era un gigante.
En el segundo piso había un mapa en una mesa cubierto de cristal.

Y por las paredes había miles de objetos antiguos, maquetas de barcos e incluso el camarote de un capitán, y en el último lugar, la proa del “Titanic” que se había hundido.
Por último, en el tercer piso, había un submarino y nos podíamos meter dentro. También había libros del famoso escritor Julio Verne.
Cuando mi grupo terminó fuimos al baño y nos sentamos a esperar a los otros grupos.
Para comer fuimos andando a un parque muy alejado y allí comimos. Me dolían los pies de tanto caminar, pero me senté en mi toalla con María, me comí de buena gana mi bocadillo de tortilla de patata que mi estómago había estado esperando toda la mañana.
Cuando llegamos a Gijón en el kiosko me compré un helado, el postre.
Lo pasé muy bien.